miércoles, 21 de octubre de 2015

SEPARACIONES Y DIVORCIOS EN MADRID

No todos los matrimonios duran hasta que la muerte los separe. Los divorcios y separaciones están a la orden del día y con frecuencia quienes los llevan a cabo pueden abrumarse con tanto papeleo. Aunque el  cada uno por su lado se haga de mutuo acuerdo y de buen grado es necesario contar con la asesoría de un abogado para agilizar los trámites y llevarlos a cabo correctamente.
Lo primero que debe decidir es qué quiere hacer, porque no es lo mismo una separación que un divorcio y no requieren el mismo número de trámites. Para ambos es recomendable contar con asesoría jurídica ya que los dos cuentan con procedimientos que llevar a cabo pero, una separación implica que, aunque la pareja ya no viva junta ni constituya una unidad económica el vínculo matrimonial sigue vigente por lo que ninguno de los dos podrá volverse a casar. Por su parte, un divorcio lleva consigo una ruptura definitiva entre ambas partes.
Si se decide por un divorcio, le será imprescindible un abogado que le ayude a hacer frente a los papeles que tenga que presentar pero se puede encontrar ante dos situaciones muy diferentes. Un divorcio express, que es la opción más demandada ya que es la más rápida y barata. Para acceder a ella es necesario que el matrimonio haya durado más de tres meses y que ambos miembros estén de acuerdo en divorciarse. Deberán redactar un convenio en el que aclaren la custodia, pensiones compensatorias o reparto de bienes y no tendrán aclarar el motivo de su separación. Este escrito será ratificado por un juez.
Pero puede darse el caso en el que uno de los dos no esté de acuerdo con el divorcio o las condiciones y entonces empieza lo que se denomina divorcio contencioso. Este tipo de litigio es mucho más largo y costoso que el anterior y, además, es más duro emocionalmente. Será necesario proveerse de un buen abogado que defienda sus derechos y sus intereses y trate de acortar el proceso lo máximo posible.

También puede darse el caso de que sean pareja de hecho y decidan separarse ya que cada vez son más las parejas que se decantan por esta opción en lugar de contraer matrimonio. Sin embargo, dejar de ser pareja de hecho también requiere cierta asesoría jurídica ya que, aunque no constituyan una unidad matrimonial, si son una unidad económica y tendrán que separar sus bienes y si tienen hijos deberán aclarar su custodia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario